EL EMPRENDIMIENTO: MÁS QUE UN TÉRMINO NUEVO, UN CAMPO DE INVESTIGACIÓN APLICADA

Ines Rueda Sampedro

 

 

 

 

INÉS RUEDA SAMPEDRO
Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Máster en Dirección de empresas (MBA) por la Universidad de Cantabria. Trabaja en CISE (Centro Internacional Santander Emprendimiento).

En la literatura son numerosas las definiciones y aportaciones que pueden encontrarse del término emprendimiento (entrepreneurship en inglés), debido a que se trata de un concepto con una extensa trayectoria y evolución. Sin embargo, la vigésima tercera edición del Diccionario de la Lengua Española, todavía pendiente de publicación (la vigente se publicó en 2001 y la esencial en 2006), presenta entre sus términos nuevos el de “emprendimiento” con una doble acepción en su redacción propuesta: Por un lado, acción y efecto de emprender, esto es, de acometer un negocio especialmente si encierra dificultad o peligro; y por otro, cualidad del emprendedor. En cualquier caso, puede entenderse que la RAE (Real Academia Española) ha visto la necesidad de incorporar este término, no porque fuera nuevo el concepto nuclear –emprender un negocio– sino por el uso generalizado y creciente de un término que con una sola palabra quiere referirse a todo lo que se refiere a dicho concepto.
El uso creciente del término “Emprendimiento”, se observa no sólo en los artículos de prensa, en los discursos políticos, en el ámbito profesional de la empresa … se extiende hasta el ámbito académico para alzarse hoy como una de las áreas de investigación que se encuentra más en auge.
Las razones de ello son muchas y de diversa índole, pero parece obvio que el fenómeno emprendedor es un factor fundamental para el desarrollo económico y social para los países; y, como impulso y mejora de su competitividad. Asimismo, de acuerdo con White y Reynolds, el emprendimiento contribuye a paliar el desempleo; que a pesar de las mejores previsiones en el mismo en nuestro país, sigue siendo nuestro principal problema.
De ahí que, la importancia del emprendimiento en un contexto de crisis económica como el actual resulta a todas luces incuestionable; y con ello, la necesidad de estudiar e investigar en este campo para obtener resultados que permitan adoptar decisiones útiles por parte de los distintos agentes económicos y sociales implicados, tanto en el ámbito del sector público como del sector privado.
En este sentido cabe destacar la creación, en 1997, del Proyecto Global Entrepreneurship Monitor (GEM) por parte de la Babson College (EEUU) y la London Business School (Reino Unido). El objetivo primordial con el que surgió el Proyecto GEM fue el estudio de la relación entre la creación de empresas y el crecimiento económico. Mediante sus estudios se pretende cubrir los grandes vacíos que existen a nivel mundial en cuanto a la investigación en emprendimiento, así como poder dar respuesta a las numerosas cuestiones que se plantean en torno al fenómeno emprendedor y asimismo hacer que una información de alta calidad sobre la iniciativa emprendedora mundial esté accesible a la sociedad en su conjunto.
Dentro del campo del emprendimiento, y también del Proyecto GEM, son muy variadas las líneas de investigación o aspectos en los que los expertos y profesionales pueden centrarse. Dichas líneas de investigación abarcan desde el estudio del perfil del emprendedor, las características personales y sociales y los factores de éxito y de fracaso, hasta aspectos tales como el emprendimiento social y cultural.
En este contexto, merece especial atención un ámbito que en los últimos tiempos está centrando el interés, teniendo un mayor desarrollo y adquiriendo mayor relevancia, cual es, el estudio de las actitudes e intenciones emprendedoras. Los emprendedores son la pieza clave dentro del fenómeno que nos ocupa y, es por ello, por lo que resulta de especial interés investigar qué motivaciones tiene un individuo para emprender, por qué actúa del modo que lo hace; y, en definitiva, cuáles son todos aquellos condicionantes que le conducen a tener una actitud emprendedora.
El conocimiento en profundidad de estos datos posibilitaría tomar medidas que sirvieran para fomentar el espíritu emprendedor, y con ello, potenciar la creación de nuevas empresas y, en consecuencia, el crecimiento de los países y regiones.
Según el Informe GEM España 2013, cuyos resultados se han publicado recientemente, la tasa de actividad emprendedora total (TEA) –principal indicador del proyecto GEM y que corresponde a la suma del porcentaje de emprendedores nacientes y el porcentaje de emprendedores nuevos – de España en 2013 se sitúa en el 5,21%; es decir, el 5,21% de la población adulta española de 18 a 64 años estaba involucrada en actividades emprendedoras en fase inicial.
Considerando a quienes componen el índice TEA, el emprendimiento por oportunidad se sitúa en 2013 en el 66,8% de los emprendedores en fase inicial en 2013. Asimismo, el emprendimiento por necesidad es declarado por el 29,24% de los mismos. Este último porcentaje presenta una tendencia creciente que se viene observando en los últimos años, lo cual, de acuerdo con el análisis realizado en el Informe GEM España 2013, es un dato preocupante (en 2010 los emprendedores en fase inicial motivados exclusivamente por la necesidad representaban alrededor del 15%).
Entre los emprendedores en fase inicial motivados por la existencia de una oportunidad de negocio, el Informe GEM España 2013 presenta el siguiente desglose: El 42,07% de los casos buscaba mayor independencia; el 33,21% de los mismos, aumentar los ingresos, y, el 16,19% y 8,52% restantes, perseguían una oportunidad para mantener los ingresos actuales o por otras razones, respectivamente.
En definitiva, en el contexto económico actual de nuestro país, se sigue manifestando la preponderancia del emprendimiento para aprovechar una oportunidad de negocio; siendo las motivaciones principales para crear tu propio negocio, tanto la búsqueda de independencia (libertad personal, ser tu propio jefe) como las recompensas económicas (aumentar ingresos).

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies